castellano valenciano | Mapa Web
Siguenos en: TwitterFaceBook

inicioDespacho García PetitValoresAreas de ActuacinActualidadContacto
 

Guía de procedimiento judicial

A la hora de iniciar un procedimiento judicial es importante tener claros algunos conceptos y aspectos esenciales del proceso. Con esta finalidad, y sin perjuicio de atender personalmente cualquier duda que le pueda surgir durante el mismo, hemos elaborado esta pequeña guía.



Para iniciar el proceso necesita un procurador de los tribunales, persona habilitada para representarle ante los órganos judiciales por los que pase el procedimiento.

El procurador es un profesional independiente del abogado, cuya función es la representación de la parte ante los tribunales, mientras que la de los abogados es la dirección técnica de los asuntos. En otras palabras, los procuradores son los encargados de las gestiones de tramitación, control de plazos, recepción de notificaciones, etc, de los procesos ante los tribunales y de la relación con los funcionarios que llevan el día a día. Por su parte, el abogado es el conocedor de la Ley aplicable al caso y de encajar las pretensiones del cliente dentro del ordenamiento jurídico.

Su intervención es obligatoria siempre que se pretende interponer algún recurso. Si bien existen algunos procedimientos de menor importancia en los que no es obligado estar representado mediante procurador, su participación agiliza considerablemente el procedimiento, especialmente en cuanto a notificaciones se refiere. Por ello, nuestra recomendación es contar con la colaboración de un procurador desde el principio en todos los procedimientos.

Los honorarios de los procuradores, como profesionales independientes de los abogados, no se incluyen dentro de los nuestros, debiendo satisfacerse directamente por el cliente al procurador en cuestión.

Como es habitual en todo despacho de abogados, a consecuencia de la estrecha colaboración que es necesaria entre procurador y abogado, en García- Petit Abogados trabajamos con una lista de procuradores de cada partido judicial, los cuales han sido seleccionados por su eficiencia y por compartir la filosofía de servicio de nuestro despacho. En cualquier caso la relación contractual con los mismos se establece directamente entre el cliente y el procurador, sin que García- Petit Abogados perciba cantidad alguna por ello. Antes al contrario, los procuradores con los que trabajamos suelen aplicar precios más ajustados a nuestros clientes.



Para acudir ante los tribunales es necesario otorgar poder de representación a los procuradores elegidos.

Esto se puede hacer:

A- Directamente ante el Juzgado: Implica un ahorro de costes, pero solo sirve para ese procedimiento concreto, teniendo que volver al juzgado para otros posibles procedimientos.

B- Otorgar poderes ante notario: Principales ventajas: el cliente decide cuándo quiere ir a la notaria para otorgarlo y que le puede servir para más ocasiones.

En caso que así lo decidan los poderes notariales se pueden otorgar en cualquier notaria de su elección, para lo cual únicamente nos lo deberá indicar y le facilitaremos la hoja de instrucciones con la que acudir a la misma.

Una vez otorgado el poder notarial nos lo deberá traer al despacho, ya que es requisito imprescindible para iniciar el procedimiento.

Al igual que en el caso de los procuradores los costes de otorgamiento de poder no se incluyen en los honorarios de los integrantes de García-Petit Abogados.



En algunos casos, a efectos probatorios, es necesario contar en un procedimiento judicial con el dictamen de peritos de muy diversas ramas.

Al igual que ocurre con los procuradores, en García- Petit Abogados colaboramos con un listado de peritos de cada materia. Estos profesionales fijarán sus honorarios directamente con usted.

En determinadas circunstancias, además de la aportación de un informe pericial al principio del procedimiento, puede surgir la necesidad de un nuevo informe en sede judicial. En este caso la designación del perito la realiza el propio órgano judicial. Cuando esto se produce los honorarios deben ser, en principio, satisfechos por quien ha propuesto esa prueba, según los criterios del Colegio correspondiente al profesional designado, pudiendo este coste ser recuperado en caso de imposición de costas a la otra parte.



Si quien va interponer el procedimiento judicial es una sociedad, con una facturación superior a seis millones de euros, por la interposición de cada procedimiento judicial se ha de abonar una tasa a favor del Tesoro Público cuyo importe está en función del volumen de negocio de cada sociedad.

En caso de no alcanzar dicho importe hay obligación de presentar declaración negativa manifestando dicha circunstancia.

En todo caso nos deberá facilitar dos etiquetas identificativas ante Hacienda Pública para pegarlas en el modelo de liquidación correspondiente.



Como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley 13/2009, de 3 de noviembre de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva oficina judicial, para la interposición de recursos contra casi toda decisión judicial es necesaria la constitución de un deposito, cuyos importes constan en el cuadro que a continuación reproducimos.


Ver cuadro


Estos depósitos solo serán devueltos por los tribunales en caso de que el recurso sea estimado íntegramente.

A los efectos de simplificar la gestión del abono de estos depósitos los procuradores que les representen en cada caso se pondrán en contacto con Ud. para solicitarle la cantidad del deposito, ya que su constitución es requisito "sine qua non" para la admisión a tramite del mismo. Por ello les rogamos máxima diligencia en esta cuestión atendida que en muchas ocasiones los plazos para formular los recursos son muy cortos, teniendo que aportar el justificante del depósito junto con el escrito formulando el recurso en cuestión, so pena de inadmisión del mismo.



Con este nombre se denominan los gastos que en un procedimiento judicial debe abonar la parte que haya visto totalmente desestimadas sus pretensiones a la contraria al finalizar el procedimiento en todas sus instancias.

Están integrandos principalmente los honorarios del abogado y del procurador contrarios, aunque también se incluirán los honorarios de los peritos judiciales que hubieran intervenido, tasas judiciales, suplidos, etc. La determinación del importe se hace de conformidad con los criterios orientativos fijados por los Colegios Oficiales de los Profesionales que hayan intervenido.

Su abono es independiente del de los honorarios del abogado y procurador propio.




Por lo que se refiere a los honorarios de los abogados propios, en García-Petit Abogados le facilitaremos una hoja de encargo donde constarán los de nuestra intervención en el proceso. Cada actuación nueva que sea precisa para la defensa de sus intereses y que no conste allí le será debidamente comunicada, dando lugar a una nueva hoja de encargo. Cada hoja de encargo será firmada por duplicado quedando una en su poder y otra en García-Petit Abogados.

En caso de condena en costas a la otra parte, el importe de las mismas será percibido directamente por Ud. para resarcirse de los gastos que le haya supuesto el proceso judicial. En este caso, y en cuanto a los honorarios del letrado, que es de lo único de lo que García-Petit Abogados se hace responsable (debiendo concretar este aspecto directamente con cada uno de los demás profesionales intervinientes), si las costas impuestas y cobradas fueran inferiores a los honorarios pactados con García-Petit Abogados no se abonara cantidad alguna al cliente por esta causa debiendo estar a lo pactado. Por el contrario, si la cantidad percibida en concepto de costas los honorarios de abogado tenidos en cuenta son superiores a los pactados con García-Petit Abogados, dicha diferencia nos deberá ser abonada.

La razón de ser de esta forma de actuar es siempre la defensa del interés del cliente. García-Petit Abogados fija en muchos casos unos honorarios por la intervención de letrado inferiores a los que resultan en caso de imposición de costas, con la finalidad de facilitar el acceso a los tribunales a nuestros clientes. Esta práctica supone vincular, en parte, nuestros honorarios al éxito del proceso y, en consecuencia, a sus intereses, por ello entendemos que si finalmente ven estimadas totalmente sus pretensiones debemos percibir la misma cantidad que los tribunales consideran que la parte perdedora debe abonar como costas del abogado.

Hay ocasiones en las que los honorarios pactados con García-Petit Abogados pueden superar el de las costas tasadas judicialmente, debido a muy diversos condicionantes como que se haya pactado un porcentaje de prima de éxito, además de unos mínimos fijos, o que el trabajo desarrollado por el despacho, atendida la entidad del asunto, no se vea recompensado con los honorarios recomendados por el respectivo Colegio.

En cualquier caso puede tener la tranquilidad de que en García-Petit Abogados estará en todo momento informado de los honorarios que le cobraremos mediante la correspondiente hoja de encargo.

Para mas información consulte nuestros honorarios.



Mediante esta breve guía hemos expuesto algunas de las cuestiones más importantes que deben conocer antes de iniciar un procedimiento judicial.
Por ello le rogamos que conserve este documento, ya que le puede ser de ayuda durante la tramitación del proceso ante las dudas que le puedan surgir.
Quedamos a su disposición para resolver personalmente cuantas cuestiones le puedan surgir.


Copyright Garcia Petit AbogadosPolítica de PrivacidadAviso Legal
Diseño web: AS